El que no pueda guardar …

El que no pueda guardar sus pensamientos, jamás sabrá analizar grandes cosas.
de Thomas Carlyle

Hay personas que empiezan …

Hay personas que empiezan a hablar un momento antes de haber pensado.
de Jean de la Bruyere

A veces los pensamientos …

A veces los pensamientos nos consuelan de las cosas, y los libros de las personas.
de Joseph Joubert

Pensar es moverse en …

Pensar es moverse en el infinito.
de Herni Dominique Lacordaire

Ten en cuenta lo que …

Ten en cuenta lo que vayas a decir,
de Publio Siro

Hay que hacer algo, …

Hay que hacer algo, pero no pensar en hacer algo.
de Francis Picabia

No hay ninguna razón …

No hay ninguna razón por la que no se pueda enseñar a un hombre a pensar.
de Frederic Burrhus Skinner

Quien poco piensa, mucho …

Quien poco piensa, mucho yerra.
de Leonardo Da Vinci

Pensar contra la corriente …

Pensar contra la corriente del tiempo es heroico; decirlo, una locura.
de Eugene Ionesco

Yo no cito a otros más …

Yo no cito a otros más que para expresar mejor mi pensamiento.
de Michel Eyquem de Montaigne

Aquel que dice cuanto …

Aquel que dice cuanto piensa, piensa muy poco lo que dice.
de Mariano Aguiló

El medio de no cambiar …

El medio de no cambiar es no pensar.
de Joseph Ernest Renan

Los grandes pensamientos …

Los grandes pensamientos nacen con el corazón.
de Marqués de Vauvenargues

Pienso, …

Pienso, luego existo.
de René Descartes

El pensamiento es la …

El pensamiento es la semilla de la acción.
de Ralph Waldo Emerson

Si la gente nos oyera …

Si la gente nos oyera los pensamientos, pocos escaparíamos de estar encerrados por locos.
de Jacinto Benavente

Quien no se resuelve …

Quien no se resuelve a cultivar el hábito de pensar, se pierde el mayor placer de la vida.
de Thomas Alva Edison

Pensar es como vivir …

Pensar es como vivir dos veces.
de Marco Tulio Cicerón

Donde todos piensan …

Donde todos piensan igual nadie piensa mucho.
de Walter Lippmann

Ciertos pensamientos …

Ciertos pensamientos son plegarias. Hay momentos en que, sea cual fuere la actividad del cuerpo, el alma está de rodillas.
de Victor Hugo